Integradores domóticos, arquitecnólogos de tu SMARTHOME

 

2015, ha pasado tiempo desde que nuestra apuesta por la domótica tomara cuerpo allá en los últimos meses del 1998. Acostumbrados a que la industria de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, lancen conceptos y los abracen con espectaculares predicciones de crecimiento, no nos sorprende que después de muchos años veamos como todos los grandes se alían para, por fin, hacer ver al mundo, que el Internet de las Cosas (IoT) , la casa inteligente (SmartHome), y la domótica (HomeAutomation) son dignas de un híper compendio de titulares, promesas, compras, alianzas, estandarizaciones ficticias, estudios de mercado y demás parafernalia mediática que convierte visiones en realidades de mercado, eso si, con el permiso de los consumidores, que de pronto se ven inmersos en escenarios nuevos que no saben donde los van a llevar.

Un día ves con ciertos prejuicios como tres enchaquetados blanden unos modernos teléfonos con pequeñas antenitas, en un frenético y desmesurado impulso de comunicar… y piensas “ ¡Caray!, que esnobismo más gratuito… ¿no pueden esperar a llegar a la oficina para hacer esa llamada tan urgente? “, minutos después el mundo de la publicidad y las noticias vestidas de “puro subjetivismo” te rodean de colores y, ¡Zas! .................................................................................................................... todo hijo de vecino con un móvil en la mano…y de pronto éxitos por doquier, menús de navegación de culto, “que sencillo es con Nokia”, y fenómenos paranormales, “pero lo del SMS no era para nuestros menesteres como telecos….pues parece que las cifras dicen que no, es un negocio sobrevenido, explotémoslo “, y ya encarrilado, nada se detiene, es como un tsunami gigantesco, produce vértigo como nos metieron en la vorágine consumista, como nos cambio la vida la movilidad, como de pronto se convirtió en un Cyber apéndice corporal de difícil extracción, y todo evoluciona hasta el punto de convertir un súper televisor de 42” en algo que te regalan con la compra de cereales, y un smartphone brand name de última generación, en un objeto de deseo por el que nos tenemos que empeñar para poder poseerlo.

En el tío vivo de la evolución tecnológica le ha tocado el momentum a nuestros hogares, y para eso, habrá caminos que ir trillando, pero sin duda es nuestra oportunidad, no en vano nos hemos hecho un master de 16 años sobre domótica, hemos inventado, hemos producido, hemos atendido a los “pájaros tempranos”, hemos desdeñado tecnologías, hemos apostado por otras, hemos reído, hemos caído en cada uno de los problemas que, hoy, ahora mismo, ocupan las mesas de algunas de las empresas más importantes ( y aquí estaria bien que mencionáramos las TICs…pero no, la domótica es un concepto del que se sienten herederos todo tipo de industrias y empresas, desde las operadoras, las de seguridad, las del boom 2.0, las de los datos, las del consumo electrónico, las de construcción, las de…..vamos, todas… a excepción de alimentación y sexo…pero todo llegara …. porque si los micro módulos multi propósito y wireless los hacen comestibles….mejor no les cambio ni las pilas, a los dos años me los como y compro otro paquete de 24, y del sexo…jajaja, sabemos por donde andan los tiros, pero mantengamos el post para todos los públicos ).

 

 

Integrador domótica

 

Como siempre se ningunea iniciativas de los más pequeños, como si no hubiéramos aprendido a reconocer que los pequeños de hoy son los grandes de la próxima década.

Pese a todo, todo el mundo sabe que la utopia del sistema único, es eso, una utopia, por lo que la figura de expertos en domótica e integración toma la relevancia adecuada, nadie debería de sumergirse en la compra de gadgets con cientos de apps y promesas de facilidad sin consultar con nosotros, nos hemos ganado la recompensa, al esfuerzo de haber visto, hace más de 16 años, que la domótica seria una revolución.

Te estamos esperando.